Peregrinos

"Peregrino es todo aquél que tiene un espiritu libre, un equipaje ligero, un alma solidaria, ... y sigue espontánemente el Camino de sus sueños". (Juan)
 

ORDENADOR GRATIS A TU DISPOSICIÓN

 

CASA RURAL Abuela Maxi. EN LA VIA/RUTA DE LA PLATA

PRECIOS PARA PEREGRINOS 25€
Desayuno, cocina, sábanas y toallas.

ADMITIMOS MASCOTAS (con suplemento)

Patio para guardar tus bicicletas y ponerlas a punto para una nueva etapa.

INTERNET (EN TODA LA CASA) Y ORDENADOR GRATIS

 

Somos Lorenzo y Cary.
Estamos en Riolobos, Cáceres, en una etapa de la Via de la Plata donde la dehesa se ofrece al peregrino con la frescura de la primavera y la aridez del verano. Al llegar a una altura de la dehesa donde encuentres dos cancelas (una de frente y otra a la izquieda), sigue el camino alternativo de la izquierda, donde por medio de un cartel, te indica e informa el ayuntamiento de Riolobos el camino a seguir para encontrar el pueblo a 4 kilometros. Todo esto está pasado Grimaldo sobre unos 11 kilometros. Si tienes alguna duda llamanos al telefono 670733093
Nuestra Casa rural está especializada en peregrinos. Con ofertas especiales para vosotros.
La casa  se compone de 5 habitaciones y 5 baños, para un máximo de 12 personas. Salón-Comedor muy amplio y cocina equipada para que puedas elaborar tu comida, cena, infusión o refrescar el agua o fruta en la nevera.

En la Via de la Plata, nuestra casa rural os ofrece la acogida  grata y hogareña que necesitais en el Camino.
Todo esto contribuirá  a que tu descanso sea muy placentero.


Nuestra oferta especial peregrinos en la casa rural, incluye;

Alojamiento,
Desayuno
Ropa de cama y baño,
Uso de lavadora y secadora (siempre que se junten un mínimo de 4 peregrinos, somos respetuosos con el medio ambiente y cofiamos en vuestra comprensión. En cualquier caso puedes lavar tu ropa manual
Todo por 25€ por persona.

Recogemos al peregrino en Grimaldo o en el punto que lo crea conveniente. Precios asequibles. Admitimos mascotas con suplemento.

¡¡Buen Camino!!

 

 

Ojalá que algún día el Camino nos de la oportunidad de volver a compartir palabras, pasos y silencios. (Manuel y Jose, Mérida)